miércoles, 23 de mayo de 2012

Vale la pena esperar.

Cuando creemos que todo está perdido siempre hay una pequeña luz de un farol que te da fuerza y te da indicio de que todo marchará bien, unas puertas se cierran para cerrar esos círculos que no nos llevan a ningún lado y otras se abren para llevarnos de la mano a cosas maravillosas y con las que siempre soñamos y por las cuales luchamos.

Aunque no siempre seamos los mismos.